BOCA MUY CERCA DE LOGRAR EL TORNEO

Vuelto el equipo titular de la conquista de la Copa Intercontinental en Alemania ante Borussia, cayó estrepitosamente ante Vélez Sarsfield por 4 a 0, marcador desusado para el compacto ensamble defensivo que caracterizaba el conjunto xeneize. Tampoco consigue superar a Argentinos Juniors en su estadio, finalizando el partido sin que el marcador fuera abierto. Iguala con Colón de Santa Fe en dos tantos por bando, siendo los goles boquenses logrados por Mario Zanabria y Salinas. Derrota a Banfield por 3 a 1 con dos goles de Hugo Osmar Perotti y otro de Carlos Alvarez. Empata con Independiente sin que el marcador fuera abierto, presentando una formación amateur, ya que los titulares estaban compenetrados en la Copa Libertadores de América. Como local derrota a Huracán por 1 a 0, gol conseguido por Carlos Rodríguez en accidentado partido, ya que fueron expulsados dos jugadores de cada equipo. Haciendo las veces de local pierde con San Lorenzo de Almagro en cancha de Atlanta siendo el único tanto boquense logrado por Jorge José Benítez. Dos tempraneros goles de Ernesto Mastrángelo parecieron asegurarle a Boca dos puntos ante Gimnasia y Esgrima La Plata, pero el conjunto local en meritoria reacción se alzó con la victoria por 3 a 2. Iguala con Quilmes sin que el marcador fuera abierto, siendo este choque sumamente importante, ya que ambos equipos estaban pugnando por afirmarse en los primeros puestos, con ventaja de dos puntos a favor del cuadro de la ribera. Empata con Platense en un tanto, siendo el gol xeneize conseguido por Rubén José Suñé sobre el final del encuentro. Como visitante derrota a Rosario Central por 1 a 0, gol convertido por Abel Aníbal Alves también sobre el final del encuentro. Iguala con All Boys en estadio de Racing Club, presentado el cuadro de Floresta una tremenda ambición defensiva que finalmente cristalizó. al no ser vencido. En cancha de San Lorenzo, haciendo las veces de local, derrota a Racing Club por 3 a 2 con goles de Zanabria, Husillos y Bordón, los tres mediante goles de cabeza. Como local, en partido adelantado para la televisión, derrota en dramático encuentro a Chacarita Juniors por 4 a 3, con goles de José Luis Álvarez, Mouzo de tiro libre penal y Abel Alves en dos oportunidades. Como visitante, en cancha de Ferro Carril Oeste derrota a Atlanta por 3 a 2 con goles de Husillos, Álvarez y Salinas. Pierde ante River por 1 a 0, dos días antes que jugaran ambos conjuntos en el mismo estadio el partido donde los xeneizes consiguieron el pase a las semifinales de la Copa Libertadores de América, presentando en el torneo local una formación de emergencia. En su cancha no pudo vencer a Unión de Santa Fe, quien era otro de los serios aspirantes al título.

En las dos últimas fechas juega ante Estudiantes de Buenos Aires y Newell's Old Boys, estando el primer puesto igualado entre Boca y Quilmes. Teniendo en cuenta esta circunstancia, no cabía otra alternativa que el triunfo en las dos jornadas. Frente a Estudiantes de Buenos Aires, en cancha de Chacarita Juniors no sólo enfrentaba su necesidad de ganar, sino también la de un equipo que no tenía otra elección que la victoria ya que estaba seriamente amenazado por el descenso. El encuentro arduamente disputado finalizó sin que el marcador fuera abierto y con ello prácticamente Boca perdía toda su chance de llegar al título, ya que Quilmes logró una victoria. En la última jornada derrota a Newell's Old Boys por 1 a 0 con gol de Roberto Mouzo de penal. Este triunfo no sirvió de nada ya que el cuadro quilmeño consiguió el triunfo que necesitaba ante Rosario Central, coronándose se esta manera por primera vez campeón del profesionalismo argentino.

CUANDO SE PERDIÓ EL TÍTULO

Todos los jugadores coincidieron que el título se perdió en la anteúltima fecha ante Estudiantes de Buenos Aires, equipo que necesitado imperiosamente de puntos luchó a brazo partido para lograrlo. Incluso tuvo una inmejorable oportunidad de ponerse en ventaja al ser favorecido por un tiro penal, que fue contenido por Carlos Rodríguez. Boca Juniors hasta entonces no había podido quebrar el tejido defensivo planteado por el cuadro aurinegro, que sobre el final del match se abroqueló en sus últimas líneas tratando de resistir el marcador, cosa que finalmente logró. En el último minuto, Boca tuvo una inmejorable posibilidad de ganar el encuentro, algo que era ya característica en este conjunto, que consiguió muchos triunfos en este campeonato sobre el final del partido. Un centro desde la derecha fue cabeceado por Husillos en forma impecable. El balón dio en el travesaño en forma providencial. Mastrángelo tomó el rebote y remató nuevamente salvando en esta ocasión el arquero Anhielo. Nuevamente en poder de Mastrángelo el balón, éste remató hacia la meta y allí el golero se apoderó del balón sellando el cero.

"Es increíble. El arquero se quedó parado después del cabezazo. Creo que estaba decretado que esa pelota no tenía que entrar en el arco. Aquí, me parece perdimos el campeonato". (Armando Mario Husillos)

"No se, no lo puedo entender. El arquero sacó dos pelotas imposibles al final. Ellos jugaron el partido de su vida y nosotros no pudimos quebrarlos. Es una lástima. Todavía tenemos chance, pero creo que aquí se nos fue de la mano un título". (Mario Nicasio Zanabria)

"Y bueno, son cosas del fútbol. Estábamos para ganar y nos tenemos que conformar con el empate. Todavía falta una fecha, pero aquí Estudiantes nos robó el título. Es increíble, perder un título así". (Ernesto Enrique Mastrángelo)

Quedaba una fecha y la posibilidad del tercer partido, de que el irregular Rosario Central pudiera dar cuenta de Quilmes. Todo fue vano. En ese minuto noventa ante Estudiantes, se fue el título.


COSAS DE LA VIDA DE XENEIZE

Luego del partido en que Boca derrota a Newell's Old Boys, y aunque su triunfo no sirviera para otra cosa que asegurarse el subcampeonato, Alberto J. Armando fue requerido sobre si era o no fracaso para el cuadro de la ribera haber perdido el título en la última jornada, luego de liderarlo durante varias fechas y con gran ventaja. El presidente boquense contestó; "De ninguna manera. Boca estuvo atendiendo sus compromisos internacionales y el campeonato local y ustedes comprueban con la seriedad con que se encaró esta etapa que está a la altura de las exigencias que tiene un club que debe ser ejemplo de institución en el mundo. Ahora no nos podemos lamentar por los puntos que perdimos. Se perdieron y listo. Estoy seguro que Boca jugando con sus mejores armas, el Metropolitano lo ganaba por un campo de diferencia. No creo que quede duda al respecto". La gran actividad que desarrolló Boca en todos los encuentros internacionales y campeonatos locales le quitó un título. Desde ya que la campaña fue meritoria. Pero las reales consecuencias de este desgaste físico se comprobaron el el Nacional.

**********

Estas son las palabras que dijo José Yudica, director técnico de Quilmes, equipo campeón del Metropolitano: "Sin dudas superamos un gran equipo como Boca Juniors y ése es un mérito grande. Yo estaba convencido que iba a ser necesario jugar un tercer partido para definir, pero Estudiantes nos dio una mano. Son dos equipos tan buenos y se conocen tanto que seguirían jugando hasta que Milozzi acierte un tiro libre o Mastrángelo convierta un gol. Las otras formas de llegada están anuladas por ambos lados".

**********

Armando Mario Husillos fue un centrodelantero que irrumpió en el primer equipo en la temporada 1977, jugando escasos partidos. En este campeonato fue artífice de triunfos importantísimos, lo que lo llevó hasta los primeros puestos. Fue a partir de entonces, considerado un jugador con mucho futuro. Sin gran habilidad, pero con virtudes notables para el juego aéreo, se convirtió en carta reservada para los momentos en los que Boca le quedaba otra alternativa que la victoria. Cumplió siempre. Al poco tiempo fue trasferido a España, más precisamente al Real Madrid, club que confió  en ese hombre que fue llevado por un intermediario. Jugó en el Castilla, filial del club "merengue", pero no llegó a rendir de la misma manera que lo había hecho en la primera de Boca. Las posibilidades de jugar en primera se redujeron en su vuelta y continuó de lleno sus estudios de ingeniería. Una promesa que no se cumplió.

**********

"No se cuantos partidos tenemos jugados en esta temporada pero te aseguro que estamos muertos. Hicimos todo lo posible para quedarnos con el Metro y la Copa, pero el primero se nos fue por un punto. Ahora nos tiraremos al Nacional, pero será más que difícil. Aquí no sólo pasan los contrarios. Habrá que ver si el físico responde. Yo creo que ya dimos todo lo que teníamos. Habrá que hacer un esfuerzo más grande todavía. No hay que hacerse ilusiones". (Hugo Orlando Gatti)

**********

Victorio Nicolás Cocco cumplió un breve pero productivo paso por la entidad de la ribera. En ese lapso, sin lograr la titularidad, demostró que estaba en condiciones de ser un elemento de jerarquía para las eventualidades y que a pesar de los muchos años que llevaba en el fútbol no había perdido su innegable calidad, a la que sumada la experiencia acumulada en su trayectoria. Cuando logró dos goles ante Estudiantes de Buenos Aires en la Boca, uno de ellos por pase de Carlos Veglio, Lorenzo dijo irónicamente: "A éstos los salvé yo. Estaban muertos después de su salida de San Lorenzo y miren las cosas que hacen". Aporte valioso para la campaña que cumplió Boca en este torneo.


NACIONAL 1978

Coincidida la disputa del Campeonato Nacional con la parte final de la Copas Libertadores de América donde el cuadro de la ribera tenía activa participación siendo uno de los candidatos más firmes a coronarse campeón y, en consecuencia, ganador del trofeo por segunda vez consecutiva. El pensamiento de los jugadores claves del equipo estaba depositado en ese logro, más que preocupados en la disputa del torneo Interprovincial argentino. Era una actitud poco menos que inevitable y estaba de acuerdo con la postura que tenían con el equipo los dirigentes de la institución. Todos estaban compenetrados en que ese logro los catapultaría o cuando menos, los mantendría en el lugar de privilegio que hasta entonces habían tenido. Lo consiguieron, y buena parte de ese éxito se debió a la motivación que tenían los jugadores hacia ese certamen. Ellos mismos, y casi todos los hombres allegados al plantel profesional estaban de acuerdo en que eran las motivaciones que giraban en torno a la voz de Juan Carlos Lorenzo la base de todos los triunfos de esta época. Incluso tanto se habló de las motivaciones de Lorenzo que se creó una moda donde los protagonistas del fútbol le daban un particular valor a la palabra "motivación", sea para justificar una victoria como para excusar una derrota. En un encuentro exitista, cada modismo que cobraba utilidad es usado hasta el abuso, y una vez agotada sus posibilidades, queda en el olvido, aunque en su momento se le haya dado tanta importancia.

El plan que guiaba a los xeneizes en los compromisos en la parte final del año hacía que, por lo menos, la primera parte del Torneo Nacional fuera afrontada por un equipo de emergencia que había logrado muchos puntos en el Torneo Metropolitano, facilitando el arribo al segundo puesto. En esta oportunidad nuevamente se confiaba en la posibilidad de llegar a una cómoda situación, hasta el momento en que los titulares se dedicaron de lleno al certamen argentino. Se creía que manteniendo el nivel logrado en el campeonato anterior, no representaría mayor dificultad llegar a las instancias finales, con chances para clasificar. Cuatro fueron las incorporaciones que realizó Boca para esta parte del año. Toloza, puntero derecho que había impresionado de buena manera en Estudiantes de Buenos Aires, equipo que había descendido, pero que quitó en la anteúltima fecha la posibilidad de pelear el campeonato con igualdad de puntos con Quilmes. Río, puntero veloz, fuerte, que alternaba indistintamente por derecha o izquierda en tigre, equipo que militaba en primera "B". Norberto D'Angelo defensor de dilatada carrera en nuestro medio, pasando por Lanús, Racing Club y Banfield, ingresó a la ribera del club sureño, que también había descendido esta temporada. La cuarta y última incorporación fue la más importante y llamativa, ya que luego de tres años, Osvaldo Potente, retornaba al cuadro de sus amores con ansias de volver a ser el eje delantero que había sido en las temporadas anteriores y que fracasó en Rosario Central, aunque para ello influyó notablemente una grave lesión en su pierna izquierda. Con estos hombres, Juan Carlos Lorenzo, que trabajaría junto a Carlos Román, dio por conforme el plantel para afrontar este Nacional.

EL COMIENZO DEL TORNEO FUE IRREGULAR

El primer rival del campeonato fue Huracán y en ese encuentro Boca Juniors presentó dos novedades. Las más importante fue la reaparición de Osvaldo Rubén Potente en la línea ofensiva y la otra el debut de Oscar Alfredo López en la valla, uno de los puestos por Juan Carlos Lorenzo aseguraba tener problemas para cubrirlos. Sin lugar bien y soportando la desventaja de jugar con un hombre menos durante la mayor parte del partido por la expulsión de Salinas, la que ocasionaría una larga suspensión, iguala en un tanto siendo éste conseguido por precisa ejecución de un tiro penal de Roberto Mouzo. Este primer punto era favorable teniendo en cuenta lo complicado que fue el desarrollo del partido. Como visitante y presentando una formación de emergencia logra una importante victoria ante Patronato de Paraná, a quien vence por 2 a 0 con goles de Alonso y Husillos. Si bien la formación entrerriana no mostró grandes atributos técnicos, opuso a sus limitaciones empuje y voluntad, comprometiendo durante largos pasajes del encuentro a un equipo que hizo de su fortaleza defensiva su virtud para alzarse con los dos puntos. Como local y en final dramático derrota a Platense por 1 a 0, con tanto conseguido por Jorge José "Chino" Benítez, que luego los auriazules bregan durante todo el match, acumulando merecimientos para lograrla mucho antes, la que logró cuando expiraba el tiempo reglamentario. Como visitante pierde ante Atlético Tucumán por la mínima diferencia, jugando un discreto partido con posibilidades para igualar, pero la muy buena actuación del arquero Ruiz evitó que la ambición del conjunto porteño se cristalizara. Como local y cumpliendo un buen desempeño derrota por 1 a 0 a Chacarita Juniors, en partido trabado, siendo el único tanto conseguido por Abel Aníbal Alves sobre el final del partido. En este encuentro fue expulsado el defensor Musladini. Como visitante pierde ante Gimnasia y Esgrima de Mendoza por 1 a 0, jugando con elementos juveniles, ya que la mayor parte de los profesionales estaban incluidos en la disputa de la Libertadores. Los jóvenes elementos no pudieron complicar el mayor ensamble colectivo del cuadro mendocino, que logró una justificada e inobjetable victoria. En la última fecha de la primera rueda enfrenta a Unión de Santa Fe, uno de los equipos que mejor rendimiento había tenido en la zona y que se perfilaba junto con Huracán y los xeneizes como los equipos que definirían la suerte de las plazas reservadas para los finalistas. Para este encuentro de tan valiosa importancia, Boca presentó un equipo de emergencia y que no cumplió de acuerdo a las circunstancias. El equipo santafesino logró una amplia y contundente victoria por 4 a 0, que pudo ser mayor en el score de no mediar la  espectacular actuación de Osvaldo Santos, que suplió con sus condiciones la falta de sincronización  que mostraron los defensores. De todas formas el fervor boquense puso en aprieto al conjunto rojiblanco y a poco estuvo de lograr el empate antes de que los visitantes se distanciaran en el marcador. De esta manera se perdió buena parte de la chance que tenía el cuadro para llegar a las finales.

LEVANTADA Y CAÍDA

A pocas horas de haber conquistado la Copa Libertadores de América, el conjunto de emergencia suplió a los titulares que gozaban de las mieles del triunfo ante Huracán, quien como ya dijimos era uno de los serios aspirantes a clasificarse y ante quien Boca no podía otra cosa que vencer para mantener sus posibilidades. Nuevamente fracasó este conjunto y de manera rotunda ya que es derrotado por 4 a 1 y en ningún momento llega a comprometer la superioridad del equipo de Parque Patricios. El único tanto de Boca fue conquistado por Carlos Álvarez cuando ya el partido estaba 3 a 0 en favor de los visitantes. como local y recuperándose futbolísticamente y parte de sus titulares, derrota a Patronato de Entre Ríos por 2 a 1, con goles de Husillos y Salguero, con lo cual Boca dio vuelta el marcador que le fue adverso hasta el final de la primera etapa. si bien la actuación no dio para grandes elogios, Boca evidenció una clara superioridad sobre su rival y hasta pudo vencer con mayor holgura de no mediar la buena actuación de Amoroso.

En cancha de Atlanta derrota a Platense por 2 a 1 con goles de Salguero y Perotti, jugando de manera discreta pero superando claramente a un rival que no tenía muchos fundamentos futbolísticos destacables. Como local y cumpliendo su mejor actuación en el torneo derrota con cierta comodidad a Atlético Tucumán  por 4 a 2 con goles de Mouzo en dos oportunidades, ambas de tiro libre penal, Mastrángelo y Salguero. El trabajo ejecutado en la primera etapa no dejó dudas sobre la gran diferencia que había entre uno y otro conjunto. Como visitante derrota a Chacarita Juniors por 3 a 2 con goles de Salguero en dos oportunidades y Hugo Osmar Perotti. Como generalmente suele suceder en estos campeonatos cortos, cuando existe una notable paridad de fuerzas y no hay un equipo que se corta en la primera posición, un equipo que gane una serie de encuentros rápidamente se encarama en los primeros lugares sin mayores problemas. Esto fue lo que pasó con Boca Juniors, quien luego de perder los encuentros ante Unión y Huracán estaba prácticamente descartado de la lucha por los primeros lugares y sin embargo como los líderes también pedieron puntos, se encontraba ahora con inmejorables posibilidades para llegar a la clasificación. Sin embargo, cuando todo hacía pesar que la suerte de uno de los finalistas se decidiría en el choque que debían cumplir en Santa Fe entra Unión y los xeneizes una de las tantas sorpresas puede deparar el fútbol se hizo presente. Gimnasia y Esgrima de Mendoza era sin dudas inferior el prestigioso cuadro de la ribera. Todo hacía suponer que los dos puntos en juego quedarían para Boca. Pero no fue así. Apelando a un esquema defensivo y utilizando el contragolpe, el cuadro mendocino se colocó en ventaja apenas iniciado el segundo tiempo por medio de una desafortunada maniobra de Bordón que batió su propia valla. Tocado en su orgullo, el cuadro xeneize se lanzó a una pertinaz ofensiva, consiguiendo el tanto a través de otra desafortunada maniobra que propició otro gol en contra, conseguido por Badia. Insistiendo en su ofensiva, Boca tuvo en los pies de Alonso una inmejorable oportunidad de definir el encuentro, pero el recio zaguero ejecutó violentamente un tiro libre penal y luego de dar el balón en el travesaño, se perdió fuera de los límites del campo. A partir de entonces y con una deficiente dirección del árbitro, los infortunios continuaron para los boquenses. Primero, dos penales dudosos, uno de los cuales fue duramente protestado por Gatti lo que hizo que se ganara la expulsión. Ambos remates fueron convertidos y uno de ellos Bordón pasó como arquero improvisado al haber agotado boca la cuota de cambios. El resto del encuentro no estuvo a la altura de un espectáculo agradable como debe ser el fútbol. Dos contaataques de los mendocinos, sellaron el marcador y prolongaron la insólita racha que tiene Boca ante los conjuntos de aquella provincia a los que no ha podido vencer desde que se organizaron los torneos nacionales.

En la última jornada, con un equipo donde brillaban por su ausencia los hombres titulares, pierde ante Unión por 3 a 1, gol conquistado por Carlos Salguero y cuyo resultado no tenía influencia sobre la suerte del cuadro de la ribera, que ya había sido eliminado de las instancias finales. Así se cerró una temporada que tuvo gran actividad y que pudo terminar mejor. Pero algún precio tuvo que pagar ante tanto esfuerzo consumado.

Comenzaba a transitarse una etapa donde los triunfos serían mezquinos, en donde se expresaría deseos, pero éstos estarían lejos de concretarse. Ya los estragos del tiempo no serían superados. Y como muestra de ello, Juan Carlos Lorenzo decidió su partida cuando todo parecía perdido. El dijo: "A Boca hay que levantarlo". El plantel que más trascendente resultado había obtenido en Boca empezaba a desintegrarse. La era Lorenzo era un recuerdo.


COSAS DE LA VIDA DE XENEIZE

José Luis Toloza ingresó a Boca Juniors, proveniente de Estudiantes de Buenos Aires, con estas palabras: "Descender para mí significó un duro golpe, pero por suerte se me presenta esta oportunidad de jugar en un equipo grande como Boca y no la pienso desaprovechar. Mi fuerte es la velocidad y creo que por el juego que realiza este equipo no voy a tener mayor problema en adaptarme. Espero rendir para que compren mi pase en forma definitiva". Sus rendimientos no alcanzaron el nivel que exigía Juan Carlos Lorenzo para el hombre que tendría que reemplazar a Ernesto Mastrángelo, carta única de gol y cuando no estaba, Boca penaba largamente para salir del paso. Toloza dejó muy pocas cosas buenas y no se optó por él. Otro jugador de discreta actuación en el cuadro boquense.

**********

Norberto D'Angelo era un defensor de dilatada trayectoria en distintos cuadros de la Capital Federal, sin llegar a destacarse mayormente en ninguno, aunque fue una de las rescatables figuras que tuvo Banfield en esa temporada a pesar de irse el descenso. Necesitando de un hombre que reemplaza a Roberto Mouzo, Juan Carlos Lorenzo, ante el ofrecimiento aceptó y el defensor se desempeñó inmediatamente como primero o segundo marcador central, aunque sin llegar a cumplir desempeños que pudieran garantizarle su continuación en el club. Definitivamente no se optó por el jugador, ya que a fines de esta temporada Lorenzo y los directivos lanzaron la propuesta de formar un equipo de primer nivel, contratando para ello a hombres de categoría y renombre.

**********

Cuando Osvaldo "Patota" Potente se fue de Boca a comienzos de 1976, Armando, como en otras ocasiones había sucedido con otros hombres que no se fueron de Boca bien parados, dijo que no volvería a vestir la camiseta auriazul. Sin embargo, luego de tener un duro enfrentamiento con el técnico de Rosario Central, Carlos Timoteo Griguol, quedó en libertad de acción e inmediatamente los allegados a la institución se movilizaron para iniciar los contactos para facilitar la vuelta de Potente a Boca Juniors. La misma se produjo a comienzos del Torneo Nacional, tras pasar por el fútbol boliviano y cumplir con creces con su fútbol lucido. En la vuelta a Boca no cumplió en la misma forma que lo había hecho en su primera época, pero dejó siempre esa estirpe de creador, sin llegar a alcanzar la luz que lo caracterizó en el pasado.

**********

Río fue otro de los delanteros que contrató Boca Juniors para encontrar al hombre que sirviera para reemplazar a los atacantes que jugarían al año siguiente la Copa, sin entregarse de lleno al certamen local. En los pocos partidos que llegó a jugar como titular no demostró otro atributo que su velocidad, aunque técnicamente estaba lejos de situarse como un jugador dotado. Fracasó y por supuesto no se optó por su pase.


METROPOLITANO 1979

Un año que ponía a prueba el valor del plantel profesional de Boca Juniors era 1979. No sólo porque nuevamente sería exigente en materia futbolística, sino también porque los mismos dirigentes y cuerpo técnico dudaban de la continuidad en el nivel que había logrado el conjunto en las tres temporadas pasadas. Los desfasajes institucionales comenzaban a ser notorios y se vieron los primeros graves desencuentros entre los miembros de la comisión directiva, que hasta entonces había transmitido una imagen de solidez total junto a sus jugadores. Eso afectaría la unión que había tenido el equipo hasta este momento.

A fin de la temporada pasada los dirigentes, acompañados por Juan Carlos Lorenzo, hicieron público un pedido a todos los hinchas de la entidad de la ribera de dos dólares cada uno para reunir la cantidad de dinero suficiente para comprar los jugadores que conformarían el plantel para afrontar el equipo de estrellas que se prometió como reintegro del bono que ponían los simpatizantes. Nunca se supo con certeza cuál fue la recaudación de este pedido, pero la mayoría de las veces que se trató el tema se contestó con el silencio o en todo caso se barajaron cifras mínimas que para nada hubieran sido solución para el problema que tenía Boca. esta actitud censurable desde todo ángulo, revelaba la impotencia de los dirigentes para salir del pozo económico en que había ingresado.

Los jugadores de primer nivel que se habían prometido no llegaron en esta temporada. No eran los nombres que se mencionaron en el primer momento aunque se contrató a varios hombres de trayectoria diversa en nuestro medio. La mayoría provenía de Newell's Old Boys de Rosario. Juan Ramón Rocha, volante ofensivo que estaba jugando en Junior de Barranquilla, fue la primera adquisición y que cuando apareció en primera división se lo comparó con Verón, el buen puntero de Estudiantes de La Plata, e incluso formó parte de la selección nacional argentina. José Orlando Berta, volante central y Sergio Apolo Robles, puntero que podía jugar por derecha e izquierda y que Lorenzo confiaba en poder ubicar como centrodelantero, plaza que seguía sin dueño seguro en estos tiempos. Armando Capurro, defensor que había rendido de buena manera en Newell's Old Boys, fue otro de los jugadores del cuadro rosarino que ingresó en el club de la ribera. José Palacios, que estaba militando en el fútbol español y que con anterioridad lo había hecho en Newell's y Gimnasia y Esgrima de Jujuy, fue la última contratación realizada. Andrés Rebottaro, marcador de punta, considerado como uno de los mejores en su puesto, fue otro de los hombres que ingresó. Boca comenzaba a sentir la necesidad de renovarse.


COSAS DE LA VIDA DE XENEIZE

Se jugaba el partido definitorio entre Independiente y Boca en cancha de River. Trascurría el período suplementario y Boca luchaba por todos los medios por mantener el cero que lo favorecía. Roberto Mouzo hace precalentamiento a un costado del terreno. Lorenzo reforzaba el sector defensivo. El juego se detiene y Mastrángelo va a saludar al árbitro. Ingresa Mouzo y el que sale es Perotti. Tarjeta amarilla para la insólita actitud de Mastrángelo. Cualquier forma que sirviera para demorar el juego era útil.

**********

De los jugadores que ingresaron en esta temporada, uno de los que más parejo rendimiento tuvo fue Armando Capurro, defensor que ocupó en varios encuentros el puesto de Roberto Mouzo dejó vacante por una lesión que lo tuvo a maltraer durante la mayor parte del año. El defensor que anteriormente había militado en Lanús y Newell's Old Boys y formó parte de la selección nacional en la etapa al Mundial '78, se mostró seguro en la marcación adaptándose perfectamente al estilo defensivo del cuadro xeneize. Estuvo en Boca durante dos temporadas cumpliendo buenas actuaciones, pero no llegó a afirmarse en la titularidad. Finalmente quedó en libertad de acción.

**********

Una de las pocas alegrías que tuvo Boca Juniors durante esta amarga temporada fue que dos valores integrantes de las divisiones inferiores se consagraron mundialmente con la selección juvenil en Japón. Eran Hugo César Alves, defensor que ya había jugado en primera división y Marcelo Bachino, uno de los jugadores que más se había destacado en las divisiones inferiores.

**********

Sergio Apolo Robles fue otro de los hombres que ingresó al cuadro xeneize en esta temporada. Goleador en Newell's Old Boys de Rosario, era considerado por Lorenzo como uno de los hombres capacitados para darlo gol a la delantera boquense, que se mostraba anímica frente al arco rival. Puntero con manejo de ambas piernas, fue colocado en varias oportunidades por el técnico como centrodelantero, donde cumplió opacos desempeños y aunque llegó a convertir algunos goles, no superó la mediocridad de los hombres que desafiaron en ese puesto durante la era Lorenzo. Una grave lesión lo postergó durante bastante tiempo y cuando retornó no mostró el mismo nivel que lo ubicó en los primeros momentos del año como un delantero de gol.

**********

José Orlando Berta fue otro de los hombres que Juan Carlos Lorenzo sindicó como fundamentales para darle a Boca un matiz renovado. La importancia que se le adjudicó al jugador correntino se comprobó como cierta en algunos partidos, pero como no tuvo demasiadas oportunidades  como para jugar con continuidad, su paso por la ribera resultó intrascendente. De fuerte personalidad no se adaptó al sistema de trabajo que empleaba el "Toto", lo que le valió ganarse el adiós apenas finalizado el Metropolitano, siendo transferido a Talleres de Córdoba donde continuaría su carrera.

**********

Andrés Rebottaro, libre de Newell's Old Boys se incorporó al cuadro de la ribera para ser el eventual reemplazante de Vicente Alberto Pernía. Entre los antecedentes que contaba se destacaba el haber integrado las primeras selecciones dirigidas por César Luis Menotti. Sin embargo en Boca no mostró cualidades suficientes como para afianzarse en el primer equipo y se hizo de opción por su pase definitivo.


CON ACTUACIONES MEDIOCRES

No había sido buena la actuación del cuadro xeneize en el Torneo de Verano que se disputa en Mar del Plata. Esos contratiempos sirvieron para que el conjunto no llegara en su plenitud en el inicio de la temporada, según las palabras de los protagonistas principales, como lo eran el profesor Castelli y Juan Carlos Lorenzo. En su encuentro, como visitante, derrota a San Lorenzo de Almagro por 1 a 0, tanto conseguido por Mastrángelo, sobre la expiración del match en dudosa posición. El encuentro fue monótono y la paridad que hubo durante los noventa minutos no alcanza para justificar los dos puntos logrados por los xeneizes. En la segunda jornada pierde ante Ferro Carril Oeste por 2 a 1, siendo el tanto boquense conquistado por Miguel Ángel Bordón, cuando no, de tiro libre, un especialista en la materia. como local derrota a Colón de Santa Fe por 2 a 0 con goles de Palacio, que esta tarde debutó en la primera azul y oro y Bordón.

No fue promisoria la actuación del cuadro de la ribera y mantuvo ese rendimiento que lo mostraba como un cuadro dubitativo en su producción. Como visitante pierde ante Independiente por 1 a 0, presentando esa tarde un conjunto de emergencia en el que se destacó el arquero Osvaldo Santos, quien de no cumplir una actuación espectacular hubiera caído en varias oportunidades. En la siguiente jornada derrota con comodidad a Chacarita Juniors por 3 a 0 con goles de Bordón, nuevamente de tiro libre, Capurro con golpe de cabeza y Robles de taco tras lucida maniobra de contragolpe. Como visitante perdió con Estudiantes de La Plata por 6 a 4 en un encuentro donde los errores defensivos evidenciados fueron excluyentes para la definición en favor de los "pincharratas". Los goles fueron anotados por Carlos Salgueo, Sergio Apolo Robles en dos oportunidades y Bordón con un impresionante disparo desde larga distancia. como local derrota a All Boys por 2 a 0, con tantos logrados por Potente y Perotti. Nuevamente el puntero Mastrángelo es arma definitoria en el partido que juega con Atlanta, a quien derrota por 3 a 2 siendo el primer tanto conseguido por Juan Ramón Rocha, en tanto los restantes por el infalible Mastrángelo. En la última fecha de la primera rueda enfrenta a Rosario Central, líder de esa zona, con quien empata en un tanto por bando, siendo Perotti el scorer boquense, luego de un fallido remate de tiro penal

BOCA ES ABSORBIDO POR LA COPA LIBERTADORES DE AMÉRICA

Absorbidos por la Copa Libertadores de América, los titulares dejaron su lugar a un equipo de emergencia que jugaría gran parte de la chance que poseían para clasificarse para las finales. En la primera jornada de la segunda rueda derrota como local a san Lorenzo de Almagro por 3 a 2, con dos goles de Mastrángelo y otro de Osvaldo Potente. Siguiendo con este repunte derrota a Ferro Carril Oeste por 4 a 0 con dos de Mastrángelo, Salguero y Pernía de penal. como visitante empata con Colón de Santa fe sin que el marcador fuera abierto. Con un cuadro de emergencia empata con Independiente en cero tanto. Con Chacarita Juniors obtiene el mismo resultado. luego, jugando como visitante en cancha de Vélez Sarsfield, pierde ante All Boys por la mínima diferencia, jugando un flojo encuentro y perdiendo aquí toda su chance a clasificar. Los dos últimos partidos los empata, el primero ante Atlanta sin que se abriera el marcador y el restante con Rosario Central en un gol por bando, siendo Scatolaro el autor de la conquista. boca cumplió aquí una pobre actuación y no repitió los desempeños de años anteriores.

NACIONAL 1979

Aparece Carlos Damián Randazzo

En el Nacional esperaba Boca Juniors mejorar la imagen que lo había llevado a perder la Copa Libertadores y ser eliminado en el Metropolitano. El título era la meta, pero para ello tendría que reforzarse sobremanera, ya que muchos lesionados fue el saldo que quedó después de la primera mitad de la temporada. En la primera fecha del campeonato Nacional derrota como visitante a Rosario Central por 1 a 0 en el reducto de Arroyito, con gol de Carlos Damián Randazzo que inició en ese  encuentro una seguidilla goleadora por demás interesante. Con dos goles del promisorio centrodelantero derrotó a Cipolletti por 2 a 1, en encuentro arduamente disputado y que dejó ver una clara superioridad del equipo porteño. Nuevamente Randazzo es el scorer absoluto la tarde que Boca empata con River Plate en un tanto por equipo. Como local derrota a Chaco For Ever por 3 a 1, con goles de Randazzo, Lorea y Curbeti en contra. En la siguiente fecha pierde el invicto ante Instituto de Córdoba por 1 a 0. Como visitante derrota a Estudiantes de La Plata por 2 a 1, con goles conquistados por Randazzo y Perotti. En la última jornada de la primera rueda empata con San Lorenzo en cero tanto, siendo el encuentro de pobres matices y sin que ninguno de los dos equipos tuviera grandes oportunidades para convertir.

SIN POSIBILIDADES EN LA ÚLTIMA PARTE

En el comienzo de la segunda rueda era Boca firme candidato a ocupar una de las dos plazas como finalista, a pesar de no haber cumplido de manera destacable. Apenas superado el límite de lo discreto. En la primera jornada empata con Rosario Central en un tanto por bando, siendo Sergio Apolo Robles el autor del tanto xeneize. En el segundo encuentro es robles quien propicia igualdad ante Cipoletti, en un partido donde Boca cumple una actuación de escaso relieve y consigue el empate sobre el final del match. En la tercera fecha de las revanchas derrota a Instituto de Córdoba por 2 a 1 con dos goles de de Juan Ramón Rocha, que fue la gran figura de la cancha. En la jornada siguiente empata con River Plate en un gol, siendo el tanto conseguido por Armando Mario Husillos, en jugadas que provocó ardua polémica sobre su validez. Luego de esta encuentro empata con Chaco For Ever en cero tanto, sin que la presión ejercida durante la  segunda parte prospera en el marcador. Frente a Estudiantes de La Plata pierde todas sus posibilidades para concretar su clasificación a las finales. Bordón, con un preciso remate, logró el único tanto xeneize, que en esta derrota perdió toda su chance. en la última fecha empata con San Lorenzo de Almagro en cero tanto, siendo lo más destacable de este match, que Gatti contuvo un tiro penal ejecutado por Coscia, alcanzado el record marcado por Amadeo Carrizo. Discreta fue la actuación de Boca en este torne.

COPA LIBERTADORES DE AMÉRICA 1979

Otra vez la Copa Libertadores de América representaba el desafío prioritario de Boca Juniors, que afincaba en ese trofeo sus esperanzas a superar la grave crisis que comenzaba a escapar a los esfuerzos de directivos y jugadores por mantenerla en la intimidad. Nuevamente en los logros internacionales depositaban su creencia a salir del mal momento que comenzaba a vivir el cuadro de la ribera. Por cierto que la empresa significaba la entrega total hacia el torneo sudamericano, sacrificando nuevamente los certámenes locales.

Como campeón de la edición anterior inicia su participación en la serie semifinal enfrentando a Peñarol de Montevideo e Independiente, quienes se clasificaron al ganar sus respectivos grupos clasificatorios.

El cuadro oriental mostraba una línea de juego renovada que los diferenciaba claramente de las anteriores formaciones que tantos éxitos logró en este tipo de competencias. Independiente conservaba por su parte su juego característico que también lo encumbró entre los mejores conjuntos sudamericanos. Tres equipos entonces, que tenían larga tradición futbolística en el marco de la copa Libertadores.

El primer choque que debió afrontar Boca fue ante los de Avellaneda en el estadio de la doble visera y planteó el encuentro de manera defensiva esperando aprovechar el contragolpe. La paridad de fuerzas que mostró el desarrollo del partido fue quebrada por Rubén Galván, quien sobre el final del encuentro, con un soberbio derechazo, puso el 1 a 0 que premió excesivamente  al cuadro rojo. Como local derrota a Peñarol de Montevideo por 1 a 0, con gol de Capurro. En este partido Boca Juniors denunció impotencia para encontrar el camino hacia la valla rival y si bien el cuadro aurinegro mostró atributos colectivos, no fue la medida ideal para mostrar en qué estado se encontraba el potencial xeneize. En la revancha, ante Independiente, no le cabía otra alternativa que la victoria, ya que de no lograrla habría perdido toda su chance a clasificar. En la que sería una de las mejores actuaciones desde que Juan Carlos Lorenzo se hizo cargo del plantel profesional, lo derrotó por 2 a 0 con goles de Mastrángelo y Perotti. Esta diferencia pudo tranquilamente ser más amplia teniendo en cuenta el claro dominio que ejercieron los boquenses sobre su rival, apabullándolo con un anticipo preciso en todos los sectores del campo de juego. de esta forma quedaba en inmejorable posición para ingresar a las finales, ya que en caso de superar a Peñarol habría obtenido dicho derecho.

Pero este partido mostró a un Boca dubitativo que perdió un punto y cerca estuvo de perder su chance para pasar a las finales, cuando los atacantes aurinegros aprovecharon una serie de inconvenientes  sobre la defensa xeneize. De esta manera igualaron en el primer puesto Independiente y Boca, debiendo ambos jugar un tercer partido para definir quien de los dos era el conjunto finalista. El duelo revestía carácter de revancha respecto de lo que muchos dieron en llamar una paliza histórica y que refería al partido anterior. Boca en este encuentro definitorio fue superior al cuadro rojo, aunque no en la forma amplia en que lo había hecho en la Bombonera. El dramatismo que se apropió de los espectadores en la parte final lo hace recordar como un encuentro inolvidable por las situaciones cambiantes que contó. Sobre el final, jugando con un hombre menos, Boca  definió a través de un veloz contragolpe ejecutado por Mastrángelo.

La final se jugaría contra Olimpia de Paraguay, siendo el estadio Defensores del Chaco el primer escenario de ese choque. En un partido donde el cuadro guaraní mostró mejor funcionamiento táctico, circunstancia que privó para justificar su victoria por 2 a 0. Boca en este encuentro dejó una tímida imagen, ya que en ningún momento pudo comprometer la victoria de Olimpia. En la revancha, jugaba en la Bombonera, el cuadro xeneize presentó una formación con cinco jugadores que naturalmente podían ocupar el sector central, antes que integrar un equipo que jugaba toda su suerte en el área rival. Las escaladas de bordón y Pernía fueron esa noche las variantes más positivas que mostró el conjunto. Boca tuvo confusas oportunidades de conseguir la victoria pero, finalmente, con el cero a cero perdió la Copa Libertadores. El castillo de arena se derrumbaba.

FINALIZA LA ERA DE JUAN CARLOS LORENZO
(1 Metropolitano, 1 Nacional, 2 Libertadores, 1 Intercontinental)

METROPOLITANO 1980

Sería 1980 un año de transición en el terreno deportivo, aunque tuvo pinceladas dramáticas, pero en el terreno institucional plantearía cambios radicales. Desde el principio de la temporada, la gran novedad resultó la salida de Juan Carlos Lorenzo de la dirección técnica del primer equipo, lo que significaba que el gran gestor del ciclo anterior partía luego de su fecunda tarea. ¿Quién lo reemplazaría?. Sin dudas tenía que ser un hombre especial. Que tuviera el suficiente carisma como para que el hincha de Boca supiera afrontar los tiempos que se avecinaban, porque a la denuncia de la falta de divisas para realizar inversiones en jugadores, se agregó la gran confusión en torno a la actuación de los directivos, quienes comenzaron a acusarse mutuamente para descargar responsabilidades en los otros.

Los nombres que se barajaban fueron de diverso corte. Cavagnaro, Faraone, Basile eran los que con mayor frecuencia manejó la prensa, pero, sin embargo, fue casi imprevistamente Antonio Ubaldo Rattín el elegido, aceptando la proposición de los directivos. Limitado en su acción y posibilidades, Rattín se hizo cargo de un plantel que arrastraba los problemas físicos y anímicos de tres agotadoras temporadas que devastaron sus posibilidades. En los encuentros previos boca no mostró siquiera rasgos del poder que lo había caracterizado, dejando una imagen solvente sólo en el primer clásico que jugaron con River en Mar del Plata igualando en un tanto por bando, siendo Miguel Ángel Bordón, con un impresionante remate libre, como era su costumbre, el autor de la conquista xeneize. El resto fueron derrotas que hacían temer por la suerte del primer equipo. En materia de incorporaciones todos los hombres que ingresaron este año en boca retornaron al club luego de diversa actuación en otros equipos: Jorge Daniel Ribolzi, quien  había estado jugando en Belgrano de Córdoba; Daniel Severiano Pavón, que volvía de España; Alfredo Raúl Letanú, libre de San Lorenzo de Almagro; Jorge Antonio Coch, que había estado jugando en Talleres de Córdoba y Carlos José Veglio, que había militado en el fútbol chileno y que retornaba luego de quedar en libertad del club boquense a comienzo de la temporada anterior. Es sin dudas uno de los elementos que demuestra el momento que se vivía en la institución.

UNA RACHA ESPANTOSA

En la primera fecha, Boca debe viajar a Santa Fe para medirse con Unión, y en un terreno donde generalmente le fue adverso, cayó por 2 a 0, dejando una pobre impresión. En la segunda fecha, sin mejorar su producción, logra derrotar a Quilmes por 2 a 1, con goles de Perotti y Letanú, debiendo bregar hasta los últimos momentos del encuentro para lograr los dos puntos. En la tercera fecha se iniciaría una racha particularmente adversa que pondría al equipo al borde de la última colocación. Como visitante pierde ante Newell's Old Boys por 5 a 2 siendo ambos goles marcados por Miguel Ángel Bordón. Si bien el cuadro rojinegro fue superior en todo momento, en mucho tuvo que ver la actuación del árbitro, que no sancionó una clara posición adelantada en el segundo tanto rosarino y ante las protestas de casi todo el equipo auriazul, procedió a la expulsión de Osvaldo Potente. Otra goleada increíble asimiló en la jornada siguiente al perder con River Plate en su estadio por 5 a 2, Luego de jugar un buen primer tiempo, donde realizó los méritos suficientes como para retirarse ganancioso, cayó anímicamente tras el segundo gol de los visitantes, para derrumbarse definitivamente con la llegada del tercer tanto millonario. Los goles fueron convertidos por Randazzo y Perotti, siendo tan descolorida la imagen que quedó en el segundo tiempo que pocos encontraban explicación a la diferencia que hubo en el campo de juego. En la fecha siguiente pierde con Tigre como visitante por 2 a 0, siendo notable la floja actuación del equipo ante un conjunto que adolecía de tremendos problemas ofensivos. Pero la racha terminó aquí. En la fecha siguiente vuelve a perder ante Independiente por 5 a 2, lo que agudiza la mala actuación que venía cumpliendo  el equipo y empeora su estado en la tabla de posiciones. Los tantos boquenses son convertidos por Bordón de tiro penal y Letanú, cuando el marcador estaba definitivamente sellado en favor de los rojos de Avellaneda.

El domingo siguiente consigue un punto a San Lorenzo d Almagro igualando 1 a 1, con gol de Carlos Damián Randazzo. En un encuentro nocturno derrota a Argentinos Juniors por 2 a 1 con goles de Jorge Coch con un impresionante cabezazo y un sablazo tremendo de Carlos José Veglio. El domingo siguiente empata con Ferro Carril Oeste e un tanto con otro golazo de Veglio denunciando grandes temores para buscar el arco rival. Como local y denunciando nuevamente graves problemas en su ataque, derrota a Colón de Santa Fe por 1 a 0 con gol de Hugo César Laves, cuando promediaba el segundo tiempo. Durante este período al cuadro santafesino le expulsaron tres jugadores, superioridad que no fue aprovechada por los boquenses, quienes vieron peligrar el triunfo sobre el final del match. En un partido entre semana pierde con Estudiantes de La Plata por 1 a 0, siendo según la prensa de esa época, la mejor performance que había cumplido desde el comienzo del campeonato. Todo hacía presumir que la levantada no estaba lejos, sin embargo ante la decepción general, pierde el domingo siguiente ante Rosario Central por 4 a 0, reiterando los pobres desempeños de las primeras fechas. En la fecha siguiente pierde con Vélez Sarsfield por 1 a 0, siendo Miguel Ángel Bordón con una desafortunada maniobra el autor de la conquista que valió esta derrota. Como local empata en un tanto por bando con All Boys, siendo el tanto boquense logrado por Jorge Daniel Ribolzi de tiro penal. Nuevamente en su estadio, supera dramáticamente a Huracán por 2 a 1, con goles de Ribolzi y José Luis Tesare con un violentísimo remate de tiro libre. Con Racing Club iguala en un tanto por bando, siendo el gol boquense logrado por Bordón durante el transcurso del período final. Con Talleres de Córdoba inicia la que sería su recuperación, ya que iguala jugando en muy buena forma y consigue un punto valiosísimo para escapar de las últimas posiciones. Miguel Ángel Bordón, con su máxima especialidad, ejecutando un excelente, preciso y violento tiro libre es el autor del tanto. Con Platense que había jugado de buena manera hasta entonces empata sin que el marcador fuera abierto.

BOCA MEJORA EN LA SEGUNDA RUEDA

En la primera fecha de la segunda rueda derrota a Unión de Santa Fe por 1 a 0 con gol logrado por Hugo Osmar Perotti. El desempeño del cuadro boquense fue bueno y pudo la diferencia ser más amplia todavía. En la segunda jornada de las revanchas empata con Quilmes en dos tantos por bando, siendo los goles convertidos por Randazzo. Durante gran parte del match Boca estuvo en ventaja, llegando a ganar por 2 a 0, pero sobre el final del encuentro tuvo premio la remontada cervecera. En la tercera fecha derrota a Newell's Old Boys por 3 a 0, cumpliendo sin dudas la mejor actuación del torneo. Hugo Perotti en dos oportunidades y Jorge Ribolzi, fueron los scorers. Ya la esperada recuperación comenzaba a hacerse presente. En la que sería la prueba de fuego pierde ante River Plate por 2 a 1, aunque demuestra que las bases de su levantada están echadas. Carlos Horacio Salinas es el autor del tanto xeneize. En la fecha siguiente derrota a tigre por 2 a 0 con goles de Ribolzi y Jorge Coch. Independiente es otra víctima de la levantada boquense, cayendo por 1 a 0 con gol de Jorge Ribolzi. Como local empata con San Lorenzo de Almagro 1 a 1, gol conquistado por el habilidoso Mario Nicasio Zanabria. Carlos Damián Randazzo conquista el gol que vale un valioso punto ante Argentinos Juniors. Como local, en muy buen encuentro, iguala con Ferro Carril Oeste en tres tantos por bando. Randazzo, Ribolzi y Perotti son los scorers boquenses. Con un estupendo cabezazo de Oscar Alfredo Ruggeri derrota a Colón de Santa Fe por 1 a 0, siendo ésta una victoria muy importante para el andar del cuadro xeneize.

Como local derrota a Estudiantes de La Plata por 2 a 0, ambos tantos conquistados por Jorge Coch. Como visitante empata con Rosario Central en un tanto siendo los goles de Sergio Apolo Robles y Jorge Daniel Ribolzi de penal. Jugando de local empata con Platense sin que el marcador fuera abierto, resultado que se repite en el match donde se enfrenta con Racing Club y con Talleres de Córdoba. Luego, de visitante, derrota a Huracán por 3 a 1, con goles de Jorge José Benítez y Ribolzi en dos oportunidades. En la Bombonera pierde ante Vélez Sarsfield por 2 a 1 siendo el tanto auriazul conquistado por Ribolzi. Ricardo Rubén Gareca es el autor de la victoria boquense ante All Boys, con el que cierra su campaña en el Torneo Metropolitano.

NACIONAL 1980

Costaba entregarse con mansedumbre al optimismo que demostraban los jugadores respecto de las posibilidades del equipo en el Torneo Nacional. A pesar de la segunda rueda realizada, donde el cuadro xeneize superó notablemente su producción de la primera, sus altibajos futbolísticos fueron notorios para darle crédito suficiente a una gran aspiración. La incorporación más importante que realizó Boca Juniors fue la compra definitiva de Norberto Outes, delantero que cumplió buenas actuaciones en Independiente. Dos delanteros más completaron la lista de incorporaciones. Jorge Pantaleón Insfran y Hugo Coscia, provenientes del fútbol español el primero y de San Lorenzo de Almagro el segundo.

No tuvo buen comienzo el cuadro de la ribera en este Nacional, ya que en su primera presentación pierde con San Martín de Mendoza por 1 a 0, continuando con esa racha negativa ante equipos mendocinos. En la segunda fecha derrota a Unión de Santa Fe por 2 a 0, con goles de Outes y Ribolzi de penal. Como visitante empata ante River Plate  2 a 2, tantos conseguidos por Norberto Outes y Vicente Alberto Pernía sobre el final del encuentro. En la tercera fecha derrota a Huracán por 2 a 0, con goles de Hugo Coscia en espectacular corrida y de Carlos Randazzo, tras lucida combinación ofensiva. En la siguiente fecha como local, pierde ante Argentinos Juniors por 4 a 3, en desafortunada actuación. Salinas, Ribolzi y Randazzo son los autores de los tres goles xeneizes. Visita a Talleres de Córdoba y es derrotado por 4 a 1, cumpliendo una floja performance que lo aleja de los primeros puestos. Ribolzi es el autor de la conquista. En dramática actuación derrota a San Lorenzo de Mar del Plata por 2 a 1, con goles conquistados por Ruggeri y Francisco Pedro Manuel Sa, que esa noche fue hospitalizado por parte de la hinchada. Se cerraba así una primera rueda donde el conjunto mostraba altibajos.

UN TRIUNFO SALVA EL AÑO

Recibe en su estadio a San Martín de Mendoza y como era tradicional con los equipos de esa provincia, no lo puede vencer e iguala 0 a 0. Luego, como visitante, empata con Unión de Santa Fe con el mismo marcador del encuentro anterior. En la tercera fecha de las revanchas logra su victoria más importante de toda la temporada al derrotar a River Plate por 1 a 0, con gol de Hugo Osmar Perotti mediante la exacta ejecución de un tiro libre, al mejor estilo Bordón. Cuando ya todas las aspiraciones boquenses para llegar a la ronda final se acrecentaban luego de la victoria ante los tradicionales rivales, pierde con Huracán de Parque Patricios, haciendo las veces de local, por 4 a 1. Jorge Ribolzi fue el autor del único gol xeneize. Este marcador alteraba totalmente la chance del cuadro boquense, ya que en los encuentros siguientes no tenía otra posibilidad que la victoria para entrar en las finales. En la fecha siguiente pierde ante Argentinos Juniors por 5 a 3, con goles de Ribolzi, Zanabria y Gareca. En la anteúltima fecha empata con Talleres de Córdoba cero a cero. En la última jornada derrota a San Lorenzo de Mar del Plata por 2 a 1 con goles de Gareca y Outes, cerrando de esta manera un año que, en resumen, le fue harto desfavorable.


ARMANDO SE VA DE BOCA

En la historia desfilaron una cantidad de personajes que dentro y fuera de la cancha pusieron lo mejor de sí para Boca Juniors saliera adelante y superara las distintas situaciones adversas que se le pueden haber presentado. En su momento lo fuimos destacando. Así lo hicimos con Alberto J. Armando, un personaje leyenda en la historia de Boca Juniors. durante veinte años presidente de la institución, en ese período realizó las obras más variadas y su prédica atrajo el sentimiento del hincha boquense que, casi incondicionalmente, le brindó su apoyo en la hora de las elecciones.

Pero en la parte final, su imagen casi omnipotente, se desgastó rápidamente. primero por aquel rotundo fracaso que significó el no poder cristalizar ese gran estadio que fue prometido con fecha y hora. Después, los logros de la Copa Libertadores de América consiguieron volverlo a elevar pero no a las alturas hasta donde había estado. cuando se perdió ese trofeo, los intereses comenzaron a pesar y el valor de las palabras agresivas a tener como única meta la destrucción política. Armando decidió no presentarse en las elecciones del 14 de diciembre de 1980, pero puso su voto. En ese instante, los gritos contra su actuación al frente del gobierno boquense hicieron eco en el vacío. Armando, imperturbable, partió hacia su retiro definitivo. Alguna vez su verborragia le llevó a decir. "Cuando yo me vaya, Boca se muere". Pero como dice aquella frase, "Los hombres pasan, las instituciones quedan".


LA CIUDAD DEPORTIVA

Sin dudas fue uno de los proyectos más ambiciosos encarados en la visa institucional de BOCA JUNIORS. Debido a la, por entonces, devastada economía de nuestro país, no pudo concretarse tal como lo había soñado Don Alberto J. Armando. La Ciudad Deportiva fue una impresionante obra que comenzó a tomar forma el 3 de septiembre de 1965, cuando empezaron las tareas de relleno del Río de La Plata en la costanera sur. Hasta donde se pudo avanzar, se construyeron 30 hectáreas sobre un total de 6 islas comunicadas por puentes, en la que se llegó a inaugurar un anfiteatro para 1200 personas, confitería, restaurante, autocine, canchas de fútbol, tenis y básquet, 2 piletas de natación y un sector para la pesca y para otras actividades sociales y deportivas. Inclusive, se llegaron a colocar los pilotes para el "nuevo estadio" xeneize, que según Alberto J. Armando, se inauguraría el 25 de mayo de 1975. La hiperinflación de la época terminó echando el proyecto por la borda y finalmente aquellos terrenos ganados al río, fueron vendidos hace algunos años.


(Foto) La Ciudad Deportiva. Allí se iba a construir el nuevo estadio de Boca Juniors para 140.000 personas. No pudo ser.

(Foto) Esta es la
maqueta del
estadio que se
pretendía hacer
en la Ciudad
Deportiva para
cerca de 140.000
espectadores y
que no pudo ser.
La idea y las ganas
no pudieron contra
la hiperinflación de
Argentina por aquellos
tiempos.


COSAS DE LA VIDA DE XENEIZE

Américo Tesorieri en su momento hizo famosa la expresión "goles quinieleros" cuando era derrotado por un rival de manera anormal, entiéndase, extraña trayectoria del balón o una pifiada. Uno de esos goles convirtió la delantera de Boca Juniors esta temporada. Fue en el encuentro que jugó contra Huracán en cancha de éstos por la segunda rueda del Metropolitano. Apenas iniciado el encuentro, Sergio Robles llevó un veloz contragolpe que fue cortado por la defensa de Huracán echando el balón al corner. Ejecutado éste el balón fue rechazado en forma defectuosa. Ribolzi, a la expectativa, le dio un derechazo violento. Benítez, que volvía, se agazapó para no cambiar la trayectoria del remate, pero la pelota pegó en su cabeza y descolocó totalmente al arquero Borzi. Más tarde ambos edificaron dos golazos que se agregaron a éste que les dio la fortuna.

**********

Las palabras negativas de los dirigentes estuvieron este año al pedido de quien lo deseara. Desunidos, dando proclamas en favor de unos, acusando a otros y anunciando manejos en todos los órdenes. Era algo que promovió la confusión. Entre las muchas cosas se dijeron traernos al presente las palabras de Bornick, quien declaró. "No se cual es la forma que podemos sacar a Boca de la situación en que se encuentra". La verborragia de antes era sólo un recuerdo.

**********

Jorge Pantaleón Insfran fue uno de los hombres que se agregaron al plantel profesional xeneize para el torneo Nacional. De nacionalidad paraguaya, tenía como antecedentes válidos hacer militado en el fútbol español. Cuando nadie lo esperaba, una prestigiosa personalidad de nuestro fútbol, César Luis Menotti, declaró que "Insfran tendrá buen paso por Boca. No es un jugador dotado, pero sí es uno de los mejores cabeceadores del mundo". Menotti no se equivocó cuando dijo que el paraguayo era un buen cabeceador, favorecido por su espigada contextura física aunque no era tanto para considerarlo uno de los mejores del mundo. Pocos fueron los momentos que estuvo en el primer equipo y defraudó. Duro para moverse y sin la prestancia necesaria para un atacante de primer nivel como el que necesitaba Boca en esos momentos. Más no se podía esperar de él.

**********

Hugo Coscia fue otro de los delanteros que ingresó a Boca Juniors. En su foja había antecedentes como el de haber pasado por Estudiantes de La Plata, Colón de Santa Fe, el fútbol mexicano, River Plate y San Lorenzo de Almagro, club de donde vino en calidad de préstamo con opción, y además tuvo un paso breve por la selección argentina campeona del mundo. Se destacó siempre por su potencia y velocidad, aunque jamás alcanzó el nivel como para ser uno de los mejores punteros del medio como alguna vez se dijo. Con la casaca azul y oro sumó otro fracaso al que se sumaba el que tuvo en River. En nuestro medio, fracasar ante River y Boca es casi el final de la carrera.

**********

Una muestra cabal de la acefalía que privó en esta temporada está dada por la presión que ejercieron "líderes" de la hinchada para la formación del conjunto titular pidiendo o censurando nombres, de hecho. Entre los elegidos para ser separados del primer equipo se encontró Daniel Severiano Pavón, quien volvió luego de jugar en el Español de Barcelona, España, cumpliendo en forma discreta. En el partido con All Boys fue designado titular y cumplió tan baja performance que fue silbado  largamente por la tribuna cuando fue reemplazado. No volvería a jugar en el primer equipo. Igual circunstancia rodeó la actuación de Sergio Apolo Robles en ese encuentro, pero él volvió a jugar y se recuperó aquel mal momento, aunque sin llegar a afirmarse en el equipo.


Continúa

 

Volver a la portada

 


Desde el 15 de noviembre de 2000